Objetivos: Bote de velocidad, bote estático, cohesión de grupo, dominio y manejo de la pelota, memoria, velocidad de desplazamiento

Tiempo recomendado: 7-8 min

Número de jugadores: 6-20

Material: Pelotas de basket

Metodología: Antes de empezar el juego, todos los niños se situarán ante el entrenador en fila. Uno a uno, irán pasando por el lado del entrenador. Éste le dirá al oído si es el asesino o no. Según el número de jugadores, escogerá cuántos asesinos quiere que haya (la proporción recomendada es de 1 asesino por cada 6 jugadores). Una vez todos sepan su papel empezará el juego. Consiste en que todos los jugadores vayan botando libremente por toda la pista de baloncesto, mirando al resto. El asesino tiene como objetivo “matar” a sus compañeros. El resto del equipo, por el contrario, tiene como objetivo averiguar la identidad del asesino.

Para “matar”, el asesino tendrá que hacer la señal acordada (sacar la lengua, guiñar el ojo, etc.) cuando crucé la vista con alguno de sus compañeros. En ese momento, la persona que ha sido atacada tendrá que quedarse botando de rodillas. El resto de jugadores que sigan vivos tienen como objetivo descubrir quién es el asesino. Es por eso, que los ataques de este último tienen que ser lo más disimulados posible.

El juego acaba cuando el asesino ha conseguido “matar” a todos sus compañeros, o bien, cuando alguno de los inocentes es capaz de descubrir la identidad del asesino y lo comunica al entrenador.

Comparteix!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.