En el mundo del deporte, y concretamente en el mundo del baloncesto, un circuito es un recorrido cerrado en el cual los jugadores se encontrarán varios obstáculos a superar y donde tendrán que seguir unas consignas previamente establecidas por el responsable de grupo.

Tal como hemos visto anteriormente en los ejercicios, los circuitos son un método de evaluación rápido y preciso, donde incluso los jugadores pueden darse cuenta de los éxitos y fracasos conseguidos a lo largo de éste.

Una de las características que más atrae a los pequeños de este tipo de ejercicios es la gran cantidad de material diverso que podemos utilizar, y como un mismo circuito puede ir evolucionando hasta convertirse en una serie de obstáculos complicados. La diferencia entre un circuito inicial y uno final puede ser abismal, así como la capacidad de resolución de nuestros jugadores.

Nivel fácil  Nivel medio  Nivel difícil