Objetivos: Cohesión de grupo, pase/recepción, velocidad de reacción.

Metodología: Para hacer este ejercicio hará falta que los niños y niñas estén formando un círculo. Los jugadores tendrán que pasarse la pelota en orden consecutivo. El entrenador, cuando considere oportuno, podrá pitar y tendrán que responder con la consigna acordada previamente. Por ejemplo:

  • 1 pitido puede significar un cambio de sentido en el orden de pases.
  • 2 pitidos pueden significar que en ese momento queda prohibido pasar la pelota al jugador de nuestro lado y que, por lo tanto, los pases serán de más distancia y todos tendrán que estar alerta ya que pasan a ser posibles receptores.

El objetivo final del juego será hacer el máximo número de pases posibles y a la vez efectivos. Para incentivar la motivación y la intensidad del ejercicio podemos poner un límite de tiempo.

Comparteix!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.