RELEVOS

Objetivos: Cohesión de grupo, lateralidad y ambidextrismo, percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Los jugadores estarán divididos por equipos y todos ellos tendrán pelota (es aconsejable que los equipos no sean de más de 5 o 6 componentes). Serán carreras tradicionales de relevos pero aplicadas al baloncesto, es decir, todos los desplazamientos se harán botando. Los equipos se colocarán inicialmente en una línea de fondo, y cada equipo marcará un orden para sus miembros, poniéndose en fila. Cuando el entrenador dé la señal de salida, los primeros de cada fila tendrán que correr hasta la otra línea de fondo, donde habrá un cono a rodear, y volver hasta la fila de su equipo, donde el siguiente compañero lo esperará. Cuando el primero llegue, tendrá que chocar la mano al siguiente compañero y así sucesivamente hasta que todos los miembros del grupo hayan hecho el recorrido. Ganará el equipo que consiga acabar antes. Es importante fomentar el compañerismo y la ilusión por ganar, pero hay que evitar comportamientos inoportunos que puedan tener los jugadores excesivamente competitivos.

Variantes:

Relevos cruzados. Este ejercicio tendrá el mismo funcionamiento que el anterior. Los jugadores estarán divididos por equipos, pero en este caso se variará el recorrido, puesto que inicialmente estarán situados en las esquinas del campo. Cuando el entrenador dé la señal de salida, los primeros de cada fila tendrán que correr hasta la esquina contraria del campo, donde habrá un cono a rodear, y volver hasta la fila de su equipo, donde el siguiente compañero lo esperará. Cuando el primero llegue, tendrá que chocar la mano al siguiente compañero y así sucesivamente hasta que todos los miembros del grupo hayan hecho el recorrido. Ganará el equipo que consiga acabar antes. En esta variante es importante avisar a los jugadores de los posibles choques que pueden recibir si no miran adelante mientras botan.

Relevos en gusano. Esta variante de los relevos hace que los relevos se conviertan en un ejercicio acumulativo. En este caso, cuando el primero llegue y choque la mano, en vez de ponerse el último de la fila, se une a su compañero, y los dos juntos tendrán que hacer el recorrido. Y así sucesivamente con todos los compañeros del equipo, de este modo el gusano cada vez será más largo. La carrera finalizará cuando uno de los equipos consiga ir y volver de una punta a la otra del campo con el gusano de su equipo completo.

Relevos por casillas. En esta variante los equipos también estarán situados en fila en la línea de fondo. Delante, tendrán una hilera de aros, y dentro del más cercano, habrá una pelota de tenis. Todos los equipos tendrán que tener el mismo número de aros para competir con las mismas condiciones iniciales. Cuando el entrenador dé la señal de salida, el primer jugador tendrá que correr y sin dejar de botar pasar la pelota de tenis al segundo aro. Cuando vuelva a la fila, saldrá el siguiente jugador, el cual tendrá que hacer lo mismo, avanzar una posición o aro, la pelota de tenis. Así sucesivamente, hasta que uno de los equipos llegue con la pelota de tenis al último aro. En este caso, aquel equipo será proclamado ganador de la partida.


ROBAR PELOTAS LIBREMENTE

Objetivos: Lateralidad y ambidextrismo, percepción espacial (sólo referencias móviles), bote estático, bote de velocidad, defensa jugador con pelota, velocidad de desplazamiento.

Metodología: Es un ejercicio muy sencillo de comprender y muy útil para empezar a entender el papel de la defensa y del ataque en un partido de baloncesto. Consiste en que algunos jugadores tienen pelota y otros no. Se establecerá un tiempo limitado, por ejemplo, 3 minutos. Durante este periodo de tiempo, el objetivo de los jugadores será conseguir la pelota. Los que la tienen, tendrán que intentar mantenerla sin dejar de botar, y los que al inicio no tienen tendrán que intentar robarla respetando las normas del baloncesto. Ganarán los jugadores que al final del tiempo establecido consigan tener una pelota en sus manos, y se podrá repetir el ejercicio tantas veces como el entrenador decida. Aún así, no es recomendable hacerlo más de 3 veces para evitar la monotonía, puesto que en este ejercicio es primordial que los jugadores estén motivados y que la intensidad sea alta.


VAMOS POR PAREJAS

Objetivos: Cohesión de grupo, lateralidad y ambidextrismo, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: En este ejercicio los niños y niñas estarán colocados por parejas, cogidos de la mano. La mano que queda libre tendrá que botar una pelota de baloncesto durante todo el juego. Las parejas se podrán mover libremente por el espacio, al ritmo y a la velocidad que ellos decidan. El entrenador, que previamente se lo habrá explicado a los niños, tendrá dos códigos. Por un lado, cuando pite una vez, los componentes de la pareja tendrán que cambiar la mano con la cual están cogidos, lo cual obligará también a cambiar la mano de bote, practicando así el cambio de mano. Por otro lado, cuando el entrenador pite dos veces, todos los jugadores tendrán que cambiar de pareja lo más rápido posible.


COLOR, COLOR…

Objetivos: Lateralidad y ambidextrismo, percepción espacial, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Todos los niños y niñas tendrán una pelota, la cual no dejarán de botar durante todo el ejercicio. El entrenador dirá un color o una serie de colores, y los jugadores tendrán que encontrar, objetos de aquel color lo antes posible y correr hasta su localización. Cuando todos los jugadores estén en contacto con el color que haya dicho el responsable de grupo, éste dirá otro, el cual se convertirá en su nuevo objetivo. El ejercicio durará tanto rato como decida el entrenador, pero es recomendable no sobrepasar los 5 minutos, puesto que se puede hacer demasiado monótono y puede perder interés por parte de los pequeños jugadores y jugadoras.


SIGAMOS LA SOMBRA DE PETER PAN

Objetivos: Percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento.

Metodología: Los jugadores estarán colocados por parejas. Uno de ellos actuará como Peter Pan y el otro como sombra. Aquel jugador que actúe como Peter Pan hará un recorrido concreto, realizando el tipo de desplazamiento que quiera y poniendo en práctica aquellas habilidades de bote que considere oportunas. La sombra tendrá que imitar con máxima exactitud aquello que está haciendo su compañero. Cada vez que el entrenador decida, habrá cambio de roles entre los componentes de la pareja.


TOQUEMOS PARTES DEL CUERPO

Objetivos: Lateralidad y ambidextrismo, percepción temporal, percepción velocidad, coordinación, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Todos los niños y niñas tendrán una pelota, la cual no dejarán de botar durante todo el ejercicio. El entrenador dirá una parte del cuerpo y los jugadores tendrán que tocar a sus compañeros en la parte propuesta. El ejercicio durará tanto rato como decida el entrenador, pero es recomendable no sobrepasar los 5 minutos, puesto que se puede hacer demasiado monótono y puede perder interés por parte de los pequeños jugadores y jugadoras. Aún así, para que el ejercicio mantenga la motivación inicial durante un largo rato, podemos pedir a los mismos jugadores que sean ellos quienes decidan qué parte del cuerpo tocar. Al sentirse involucrados en el juego, el ejercicio se mantendrá en una buena dinámica durante un buen rato.


EL MUNDO AL REVÉS

Objetivos: Lateralidad y ambidextrismo, percepción temporal, percepción velocidad, coordinación, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Este ejercicio es el contrario al “Color, color” o al “Toquemos partes del cuerpo”. Todos los niños y niñas tendrán una pelota, la cual no dejarán de botar durante todo el ejercicio. El entrenador dirá una parte del cuerpo, un color, una letra, etc. Los jugadores se moverán libremente por el espacio tocando todo aquello contrario a lo que haya dicho el entrenador. Por ejemplo, si el entrenador o entrenadora dice “cabeza”, los niños y niñas tendrán que tocar a sus compañeros en cualquier parte del cuerpo que no sea la cabeza. Si el entrenador dice “azul”, tendrán que tocar objetos cercanos que no sean de ese color. Y por último, si el entrenador dice una letra, por ejemplo, “N”, los niños y niñas tendrán que tocar objetos que no contengan esta letra. Esta última variante es la más complicada puesto que requiere un dominio del lenguaje mayor. Se puede adaptar por ejemplo, usando sólo el nombre de los compañeros.


MINIMICEMOS BOTES

Objetivos: Percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento.

Metodología: Este ejercicio es de carácter individual y de superación personal. Los jugadores se situarán en la línea de fondo y tendrán que intentar llegar con el mínimo de botes posibles a la otra punta del campo. El objetivo de cada uno de los jugadores será minimizar cada vez más el número de botes. El papel del responsable de grupo durante este ejercicio será simplemente velar por el buen funcionamiento de las normas y para ayudar a aquellos jugadores que tengan dificultades.


RODEADOS DE 4 CONOS DE DIFERENTES COLORES

Objetivos: Lateralidad y ambidextrismo, percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, coordinación, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Los jugadores se colocan dentro de un rombo formado por cuatro conos de colores diferentes. El entrenador dice una serie de colores, tienen que tocarlos en la orden que se han dicho sin dejar de botar y arrancar con bote de velocidad hasta la otra línea de fondo. Para fomentar la ambición podemos hacer diferentes filas de forma que hagan carreras entre ellos y su motivación sea más alta.


JUEGO DE LA PELOTA ESCONDIDA

Objetivos: Cohesión de grupo, percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Los jugadores estarán en círculo mirando hacia el centro, excepto uno que estará fuera. Los jugadores del círculo tendrán todos pelota y tendrán que estar con los ojos cerrados realizando la consigna que se les haya pedido (permanecer en posición de triple amenaza, bote estático, botar de rodillas, etc.). El otro jugador tendrá una pelota de tenis y una de baloncesto y tendrá que poner la pelota de tenis detrás de alguno de sus compañeros, mientras estos cuentan hasta 10 en voz alta. El jugador que una vez acabada la cuenta atrás tenga la pelota detrás de él, tendrá que correr por fuera del círculo a perseguir al compañero que se la ha colocado, el cual se escapará y tendrá que conseguir ocupar el lugar de su compañero. Una vez llegados a este punto, se cambiará de rol y se volverá a repetir el mismo procedimiento.


PERSIGAMOS AL ESCOGIDO

Objetivos: Cohesión de grupo, lateralidad y ambidextrismo, percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Los jugadores tienen que estar separados por tríos, con una pelota por cada trío. Los tres se tienen que colocar de pie alrededor de la pelota, que permanecerá en el suelo inmóvil. Previamente hay que hacer una asignación de números, del 1 al 3. El entrenador dirá en voz alta uno de estos números. La persona que tenía asignado este número, coge la pelota y se escapa. Los otros dos jugadores que no han sido escogidos, se cogen de la mano y lo persiguen. Una vez atrapado, vuelven a ponerse en la misma posición inicial y el entrenador, de nuevo, dirá un número.


LÍNEAS DE BANDA

Objetivos: Cohesión de grupo, lateralidad y ambidextrismo, percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Inicialmente, están todos los jugadores divididos en la misma proporción en las líneas de banda. A la señal, se intercambian la posición con el de delante. En este intercambio habrá una consigna a realizar: chocar manos, tocar partes del cuerpo, intentar robar la pelota del otro… A pesar de que para favorecer el ritmo de la sesión el entrenador puede ser quién diga las consignas, también se puede pedir a los pequeños deportistas que sean ellos quienes decidan la consigna.


PELOTA DE TENIS

Objetivos: Lateralidad y ambidextrismo, percepción temporal, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Todos, tanto jugadores como entrenadores estarán situados en la línea de fondo. Todos los jugadores tendrán una pelota de baloncesto. El entrenador tirará una pelota de tenis y el jugador tiene que correr botando y cogerla sin cesar de botar. Sumará un punto cada vez que consiga el reto. Este ejercicio es muy recomendable para trabajar con diferentes niveles, puesto que es el entrenador quien pone más o menos dificultad al ejercicio en relación a las aptitudes de cada uno de sus jugadores. Más adelante, cuando entiendan la dinámica del ejercicio también se pueden poner por parejas y hacer exactamente el mismo procedimiento, con constantes cambios de rol porque los dos jugadores puedan tirar la pelota e ir a recogerla.


¿QUÉ ESQUINA TOCA?

Objetivos: Percepción espacial, percepción temporal, percepción velocidad, bote estático, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: En este ejercicio los jugadores estarán repartidos en las cuatro esquinas de campo y todos ellos tendrán pelota. No pueden parar de botar en todo el rato y tienen que estar atentos a la señal del responsable de grupo. Éste, haciendo uso del silbato, habrá establecido un código con ellos. Cuando pite una vez, los jugadores tendrán que correr hasta una de las esquinas contiguas. En cambio, cuando pite dos veces tendrán que correr hasta la esquina contraria. Hay que advertir que en este ejercicio hay posibilidad de choques y que por lo tanto es necesario botar mirando hacia adelante.


LLEGAR A LA ESQUINA CONTRARIA SIGUIENDO LAS LÍNEAS DEL CAMPO

Objetivos: Percepción espacial, bote estático, bote de velocidad.

Metodología: Ejercicio muy fácil de entender y de ejecutar que permitirá trabajar la percepción espacial de forma directa. Consiste en llegar hasta la esquina contraria siguiendo las líneas del campo y sin cesar de botar. Podemos pedir que lo hagan, por ejemplo, tres veces, y que no repitan el recorrido anterior.


SE ESCAPA LA PAREJA

Objetivos: Percepción temporal, percepción velocidad, bote de velocidad, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Todos los jugadores con pelota y repartidos por parejas. A la señal, uno se escapa y uno pilla. Una vez sea atrapado habrá cambio de rol entre los dos miembros. A pesar de que la persecución puede ser libre por todo el campo, también podemos complicar el ejercicio delimitando la zona del campo disponible u obligando a los jugadores a escaparse por un circuito trazado previamente.


TRES CAMBIO DIFERENTES

Objetivos: Percepción espacial, entrada/tiro, bote estático, bote de velocidad, paradas, velocidad de desplazamiento, memoria.

Metodología: Hay que decir, antes de explicar este ejercicio, que para que se realice con éxito hay que haber trabajado diferentes tipos de cambio de mano. Partiendo de esta base, los jugadores se colocarán en cuatro filas en la línea de fondo. Cruzando todo el campo, delante de cada fila habrá tres conos. A la señal, saldrá el primero de cada fila, el cual tendrá que realizar un cambio de mano en cada cono, con la mayor variedad posible. Una vez éste acabe, saldrá el siguiente que tendrá que hacer el mismo pero no podrá repetir la misma secuencia que el de delante. Por ejemplo si el primer jugador hace: “delante”, “entre las piernas”, detrás”. El segundo tendrá que hacer o bien, otros cambios de mano, o bien, en un orden diferente, por ejemplo, “detrás”, “reverso”, “delante”. Y así sucesivamente con todos los componentes de la fila.