ZIG-ZAG CON AROS

Objetivos: Percepción espacial, bote de velocidad, paradas, velocidad de desplazamiento.

Metodología: Habrá una serie de aros situados a lo largo de la pista de baloncesto en forma de zig-zag, con una separación entre ellos de unos 5 metros. Los jugadores y jugadoras tendrán que hacer bote de velocidad entre los aros, y dentro de éstos efectuar una parada en un tiempo, encarando los pies hacia el siguiente aro. Para hacer el ejercicio más motivador y dinámico, podemos hacer dos filas.


BOTANDO LIBREMENTE, AL ESCUCHAR EL PITIDO, PARADA

Objetivos: Bote de velocidad, paradas, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: En este ejercicio, los niños y niñas irán botando libremente por el campo. Cuando el responsable de grupo pite o haga alguna señal acordada previamente, los jugadores tendrán que realizar una parada en un tiempo y permanecer inmóviles en esta posición. A la señal, podrán volver a botar. Se realizará esta secuencia tantas veces como el entrenador crea necesario.

Variantes: Al ser un ejercicio muy sencillo, se puede complicar el grado de dificultad. Por ejemplo, podemos numerar las dos canastas. Imaginamos que una canasta es la encargada de los números pares y la otra de los números impares. Si el entrenador/a dice “6”, los jugadores tendrán que saltar encarando los pies y el cuerpo hacia la canasta correspondiente. De este modo podemos trabajar el giro en el aire. Es un ejercicio que, de nuevo, permite muchas variantes y éstas, dependiendo del trabajo que estemos realizando, del nivel del grupo y de la imaginación del responsable del equipo.


TARJETA ERRÓNEAS

Objetivos: Cohesión de grupo, posición de triple amenaza, memoria.

Metodología: En este juego habrá que haber explicado previamente la posición de triple amenaza. El grupo estará dividido en pequeños grupos para favorecer la participación y la toma de decisiones de todos los niños y niñas. Uno de cada grupo se tapará los ojos, el resto cogerán cada cual una tarjeta que tendrá una imagen y la imitarán, poniéndose en posición de triple amenaza correcta o con algún error (tal como muestre su tarjeta). El jugador que tenía los ojos tapados, a la señal de sus compañeros, abrirá los ojos y tendrá que examinar cada una de las posiciones. Tendrá que averiguar en qué casos la posición es correcta y en qué casos se trata de una tarjeta errónea. Es muy recomendable que todos los jugadores del pequeño grupo pasen por el papel de revisor.


PONERSE DELANTE DEL COMPAÑERO

Objetivos: Dominio y manejo de la pelota, paradas, salidas, posición de triple amenaza, velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción.

Metodología: Para la realización de este ejercicio hace falta que los jugadores se coloquen por parejas, uno detrás del otro y los dos con pelota. Consiste en que el jugador de atrás se ponga ante su compañero, realizando una buena salida y una buena parada. Y así alternativamente durante el tiempo que marque el entrenador o hasta llegar a la otra línea de fondo. Las consignas de las salidas y de las paradas pueden estar limitadas o pueden ser libres, según lo que queramos trabajar y el momento del año en que trabajemos los conceptos. Es recomendable, tanto en este ejercicio como en el resto, que el traspaso de libertad sea progresivo, así como también la supervisión y la intervención directa del entrenador o entrenadora.


Dependiendo del nivel del grupo y de su progreso, podemos adaptar estos juegos y ejercicios para introducir la parada en dos tiempos. Por ejemplo, pueden ir botando libremente y, en caso de escuchar un pitido, pararse en un tiempo, y en caso de escuchar dos, pararse en dos tiempos. Aún así, es recomendable que primero quede clara la parada en un tiempo y la diferenciación de ésta con la entrada.