ENTREVISTA CON ALEIX CODERCH, ÁRBITRO DE MINIBASKET

El fin de semana del 11 y el 12 de febrero tuvo un protagonista inesperado en el mundo del minibasket, el árbitro Aleix Coderch. El motivo fue una fotografía en la que aparece atando las zapatillas deportivas a un jugador del premini del Pineda de Mar. El autor de la imagen, Manel Gila, subió la instantánea a las redes sociales y rápidamente se hizo viral, gracias a la deportividad y ternura que transmitía.

Hemos tenido la ocasión de poder hablar con Aleix que, más allá de opinar sobre el impacto de la ya famosa fotografía, también explica su visión sobre el arbitraje en el mundo del baloncesto.

Durante el último fin de semana has pasado a la “fama” con una fotografía donde sales atando las zapatillas a un niño. ¿Esperabas tantísimo eco?

Pues la verdad es que no. No esperaba ni que me hicieran una fotografía. No es la primera vez que ato las zapatillas a un niño pequeño. Y la verdad es que me ha sorprendido mucho.

¿Cuándo descubriste que tu fotografía se había hecho viral?

A mediodía, cuando llegué a casa me lo dijo mi hermano, que lo había visto en Twitter.

Imagino que has leído o recibido muchos comentarios positivos sobre los valores que transmite la fotografía. ¿Alguno en concreto que destacarías?

Sí. Sobre todo uno que colgó el Instagram del UER Pineda de Mar: “Los árbitros aparte de pitar pasos, también ayudan a darlos”.

Estos comentarios, en su mayoría positivos, contrarrestan con lo que, desgraciadamente, normalmente se encuentra un árbitro.

Sí, desgraciadamente los árbitros nos tenemos que encontrar con comentarios negativos fin de semana sí, fin de semana también. También se tiene que decir que, por suerte, no sólo recibimos este tipo de comentarios, puesto que hay entrenadores y jugadores que te agradecen tu trabajo.

Hablando algo más sobre tu trabajo arbitral, ¿qué es lo que más te gusta de ser árbitro?

Poder seguir manteniendo contacto con el mundo del deporte, pero sobre todo con el baloncesto, en el que llevo desde muy pequeño. Ver el esfuerzo que hacen padres, entrenadores y jugadores para poder seguir adelante con este deporte. También me gusta poder enseñar a los jugadores desde una visión diferente.

¿Crees que, en general, el comportamiento de padres, entrenadores y jugadores es el correcto hacia los árbitros?

Hay de todo. El problema es que la gente que hace más ruido son los que tienen un comportamiento nefasto y se ven más.

¿Alguna idea para mejorar la convivencia entre el árbitro y el resto de actores del baloncesto?

Educación. Enseñar que los árbitros estamos allí para ayudar, que dejen de pensar que “vamos a hacer daño”, puesto que arbitramos siempre con la intención de hacerlo lo mejor posible. Somos humanos y también nos equivocamos.

En cuanto al respeto a los árbitros, ¿crees que el baloncesto está mejor o peor que otros deportes?

Viendo por las redes sociales lo que les pasa a los árbitros de otros deportes, estamos mejor. Pero se puede mejorar en todos los aspectos. También se tendría que ayudar y apoyar a los árbitros de las otras federaciones que sufren estas agresiones.