Ya estamos aquí. A punto de entrar en pista, con las canastas impacientes, las pelotas preparadas, el silbato bien afinado y las líneas marcadas. Primeros pasos, sintiendo como nuestros pies flotan sobre la pista. Todos aquellos que amen el baloncesto, ya sabéis de qué hablo.

Ya estamos aquí, listos para recibir a los jugadores. Con nuevas caras en el equipo y también en la grada. Con nuevos nombres, nuevas normas, nuevas experiencias. Todo preparado para sumar juntos.

Ya estamos aquí, para dar importancia a todo lo que realmente importa. Para ver cómo se saludan entre abrazos y risas después de dos meses. Para admirar el nuevo cambio de mano que aquella jugadora de tu equipo ha pasado todo el verano practicando y que, por fin, te lo puede enseñar. Para alucinar con las zapatillas nuevas de aquel otro jugador, que te asegura que corren más que el resto; aquellas que le acompañarán en cada salto, cada carrera y cada caída. Para ver cómo ha crecido aquella jugadora y qué moreno está aquel que viene corriendo por allí al fondo. Para notar como hay padres más nerviosos que sus hijos. Para escuchar el bote de todas las pelotas botando a la vez y para escuchar, en medio del silencio, el balón entrando en la canasta. Todos aquellos que améis el baloncesto, también sabéis de qué ruido hablo.

Ya estamos aquí, esperando el pitido que marque el inicio de partido. Y una vez suene, todo estará en marcha.

Un nuevo viaje que comienza hoy. Un viaje que lleva la maleta cargada de sonrisas, y las sonrisas cargados de retos. No sabemos si el camino será llano, si nos tendremos que subir a una montaña rusa, si tendremos que construir una escalera o si tendremos que cambiar de dirección a medio camino. Sea como sea, no penséis en la meta, disfrutad de estos primeros instantes y dejaos hipnotizar por el viaje que haréis juntos. Ya estamos aquí, ¡vamos!

Ana Hernández

Comparteix!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.